“Necesitamos tomar muestras y tener respuestas de inmediato”

JORGE OSSES.JPG

Para entender mejor lo expuesto por el Ministerio del Medioambiente en la última sesión del CRAS, entrevistamos al profesor Jorge Osses, químico de profesión y que actualmente trabaja como asesor externo para la Unidad de Medioambiente de la Municipalidad de Quintero.

-A fines del mes de marzo 2019 se realizó en Quintero la sesión ordinaria del Consejo para la Recuperación Ambiental y Social -CRAS- oportunidad en la que expuso el doctor en Química Rodrigo Romero, profesional que asesora al Ministerio del Medioambiente y que también ha colaborado con el Instituto Noruego de Investigación del Aire (NILU), dado que este es el laboratorio encargado por el Gobierno de Chile, para obtener la huella digital de los contaminantes que afectan la zona.

 

¿Cuál es su opinión respecto de los resultados obtenidos por el NILU y lo expuesto por el doctor Rodrigo Romero en el CRAS?

Tal cual lo dije en la reunión del CRAS, hay dos escenarios a considerar en este asunto, el primer escenario es que a mi me parece poco presentable que se diga de parte del NILU, que ellos son los primeros y únicos que están haciendo mediciones ambientales en nuestra comuna, Concón y Puchuncaví, y que ellos son exclusivamente quienes cuentan con equipamiento para hacer eso, toda vez que eso falta a la verdad.

 

¿Por qué señala esto?

En Chile, tenemos capacidad para hacer ese tipo de cosas. No solamente los equipos, sino que también, profesionales muy calificados para hacer ese trabajo, que es muy muy técnico. Para dar un ejemplo, en la Universidad Técnica Federico Santa María de Valparaíso, está el Grupo de Trabajo del Doctor Francisco Cereceda Director del Centro de Tecnologías Ambientales -CETAM-, ellos tienen todo el equipamiento tecnológico para hacer este tipo de mediciones, de hecho ya las han realizado.

Tuve la oportunidad de reunirme con el doctor Cereceda y su grupo de trabajo y analizamos algunos datos muy generales, pero sin duda alguna, él tiene mucha más información de la que se quiere reconocer, por lo tanto, me parece que no se ajusta a la realidad o a la verdad decir que ellos son los primeros o los únicos que pueden hacer mejor la pega.

Eso para mi es un tema muy relevante, porque también está asociado al hecho de que para hacer el diseño de instalación de las próximas unidades de medición de vigilancia de la atmosfera en nuestra comuna y en Puchuncaví se recurrió a un grupo finlandés, eso significa que para el Ministerio del Medioambiente, nosotros no tenemos las capacidades profesionales, para hacer un diseño de esa naturaleza, lo que me parece absolutamente incorrecto.

 

¿Cuándo comenzaron las tomas de muestras de aire en la zona?

Me parece que es importante dejar en claro que el Ministerio del Medioambiente desde octubre del año pasado, en plena crisis, empezó a tomar muestras de aire e hizo el análisis químico con un equipo sofisticado que ellos tienen y del que curiosamente hasta el día de hoy, nosotros no tenemos información. Nosotros por medio de un oficio del alcalde hemos pedido información formalmente y nunca se nos ha entregado una respuesta.

 

Entonces ¿cuál es el escenario?

En relación a la parte técnica son muchas las cosas que hay que analizar y otras no tanto. Sobre la calidad de los datos expuestos por NILU no hay nada que refutar, porque son datos bien analizados.

Ahora, la forma en que se toman las muestras, los espacios de tiempo que hay entre muestreos, es un tema que hay que discutir más en detalle. A partir de esta información, ¿cuántos más se van a hacer?, ¿cuál va a ser la frecuencia en que se van a hacer? y ¿bajo qué estándares reconocidos se van a realizar?

Es una cuestión en la que me gustaría participar, pero veo que no vamos a tener mucha participación, pues al parecer, para el Ministerio del Medioambiente nosotros no existimos (profesionales de las municipalidades), en el sentido que nunca nos llaman para una reunión técnica, instancia en las que se toman decisiones,  cómo por ejemplo el diseño de algunos equipos básicos para trabajar.  Deberíamos juntarnos antes con la gente del NILU, para ver qué, cómo y con qué equipo lo van a hacer, algo que también ha solicitado el alcalde Mauricio Carrasco.

 

¿Por qué es discutible el tipo de muestreo?

El tipo de muestreo es discutible porque la variabilidad de la atmosfera (en Quintero) es muy alta y muy compleja de entender, por lo tanto, hacer muestreos discretos, cada uno o dos días significa muy poco.

 

¿Qué se debiera hacer entonces?

Como lo ha solicitado el alcalde Carrasco necesitamos instalar equipamiento de mediciones automáticas de alta resolución, de muy alta calidad analítica que existen en el país y que nosotros esperamos también tenerlas prontamente instaladas en la comuna, porque no podemos seguir dependiendo del ministerio. Las respuestas a los problemas de la comuna no pueden ser:  venir a tomar las muestras desde Santiago, me devuelvo, me tomo dos días para hacer los análisis y respondo cuando tenga tiempo.

Nosotros necesitamos tomar las muestras, analizarlas y tener la respuesta de inmediato, entonces ese es un tema que tenemos que resolver como comunidad. Como alcaldía estamos trabajando para que eso suceda.

 

¿Qué otros temas técnicos se pueden discutir?

Por ejemplo el muestreo de aire con balones de acero, o “canisters”, para el análisis de hidrocarburos: Cuando obtienes un volumen de aire en un balón de acero, junto con ese aire, introduces otras cosas que van a provocar reacciones químicas en su interior que tu desconoces y que al ser consultado el experto del NILU, dijo que no habían cuantificado este tipo de interferencia, por lo tanto no sabía que estaba ocurriendo dentro de esos balones de acero.

En este sentido es importante indicar que cuando se toma la muestra de aire, la dejas confinada en estos balones y se envían a Noruega, son muchos los días que pasan y en ese periodo puede ocurrir cualquier cosa, de echo los hidrocarburos que fueron analizados pueden ser destruidos por el ozono, que en la comuna es un contaminante secundario relevante tanto por persistencia como por niveles de concentración. Por lo tanto, deja abierta la respuesta respecto de lo que ocurrió ahí adentro.

Entonces podemos concluir que la química de la atmósfera de Quintero es tan compleja, que requiere que nos juntemos todos, y ahí vuelvo al punto que me interesa abrir como discusión: En esta etapa de desarrollo y análisis del problema ambiental no sobra nadie, al contrario, falta gente y nosotros técnicamente también podemos aportar en este tipo de cuestiones.

 

El técnico del NILU dijo que no sabía lo que estaba ocurriendo en la zona. Por lo tanto, la gran pregunta es ¿qué ocurrió ahí?

Yo diría que si le vamos a decir algo a la comunidad de Quintero, es que hemos defendido constantemente que a nosotros se nos debe respetar, no solamente como comuna, grupo humano y sociedad, sino que además, se nos debe respetar como Municipalidad, porque, hay profesionales que saben analizar los datos, que conocen los equipos y que pueden hacer mucho por la comunidad.

 

¿Qué opina de los datos obtenidos por el NILU?

Los datos están bien, es el nivel basal “background”, pero es eso y fueron obtenidos en una época en que prácticamente no había actividad industrial de relevancia, y eso es todo lo que se puede decir de esos datos, no hay más.

Ahora como nivel de referencia, estos datos están bien, por ejemplo si midieron menos de 2ppb de benceno, ya sabemos que en condiciones en las que no hay producción industrial el nivel de benceno es 2, por lo tanto, podemos definir qué tan contaminados puede estar un sistema, aunque también tengo mis dudas que la concentración sea menor a ese número, porque como te insisto, esto varía mucho durante el día, es cosa de entrar a la estación de vigilancia de Ventanas y darse cuenta que los niveles de óxidos de nitrógeno y ozono varían en períodos de tiempo muy cortos y tiene otra realidad, eso significa que la atmósfera completa tiene un comportamiento químico altamente variable.

Entonces si durante un período de 24 horas hay cambios bruscos en la concentración de cualquiera de los componentes, no puedes pretender conocer la realidad de la atmósfera. Si muestreas cada 12 o 24 horas o cuando hay “olores” eso no es un criterio analítico estricto.

 

¿Qué se debiera hacer entonces?

Sobre esa realidad es la que tenemos que trabajar, la variabilidad de la atmósfera no permite que tú trabajes con ese nivel de resolución analítica actual, te obliga a tener equipos muy sofisticados que tengan que estar midiendo con mayor frecuencia todas las variables de interés, aparte de las que están ahora y probablemente aumentar el parque de estaciones de vigilancia  y para eso te aseguro que no necesitamos a  los finlandeses, en Chile podríamos hacer el mismo trabajo sin ningún problema.